Os presentamos nuestra versión de la Brio 110 de Carreras. Esta moto esta modificada a partir de una moto de serie; la empezamos a gestar el día que Cesar Gracia se pasó por el taller a comprarnos unas piezas para su Brio 110 y nos enseñó unas fotos. En ese mismo instante decidimos que teníamos que hacer una.

Como ya hemos comentado en otras entradas, partimos de una moto de serie, es igual lo estropeada o incompleta que esté, pues en el proceso de restauración vamos a sustituir muchas de las piezas.

Montesa Brio 110 carreras (7)

Iniciamos la restauración desmontando toda la moto. A partir de ahí, descartamos el depósito de serie y el asiento biplaza. Investigamos y encontramos un depósito de resistencia que se utilizaba en la época para las carreras más largas. Al mismo tiempo, fabricamos un colin monoplaza tapizado en piel e incorporamos otros accesorios como una pequeña cúpula, que mejoraba la aerodinámica, y los típicos semimanillares y manetas amal de aluminio.

Brio Carreras (1) - copia

 

Entre  los cambios menos vistosos hemos bajado la suspensión delantera 4 cm, y  los amortiguadores traseros 2 cm.  Le montamos un carburador dellorto 24 mm, un poco más grande que el original de 22 mm, ya que se han retocado un poco los transfers del cilindro para mejorar la potencia.

Brio 110 CaFe

También hemos retocado los guardabarros: al delantero le hemos quitado los tirantes y lo hemos ajustado a la nueva rueda de 18″; y el trasero se ha recortado  hasta el borde del colin. Por una parte, porque no es necesario que sea más largo, pues no teniamos que incorporar ni luces ni matricula y además, teniamos que ahorrar todo el peso que pudieramos. La rueda trasera se ha sustiuido la de serie de 2.75 x 19″ por una de 2.75 x 18″.

Y para finalizar la restauración de esta máquina, fabricamos unas estriberas retrasadas. Estas estriberas se basan en unos mandos, palanca de cambio y de freno en aluminio de 1 cm de grosor, que perforamos para ahorrar algunos gramos más, y en los reposapies traseros originales de la Impala.  Por supuesto, también le montamos un encendido electrónico, ya que a nuestro parecer la moto mejora mucho tanto en funcionamiento como en la puesta en marcha. Con estos encendidos no hay que preocuparse ni de los platinos ni de los típicos problemas de los antiguos encendidos, como la desimantación, y siempre funcionan como un reloj.

Como siempre es una moto que hemos preparado con mucho cariño y esperamos que os guste. Por si os interesa, la tenemos en la web a la venta. Y recordaros que todas las piezas que hemos montado a la moto las podéis encontrar también en nuestra tienda virtual por separado.

logo-vallmoto-word-pres

Powered by Vallmoto Team

A %d blogueros les gusta esto: